La carencia en el alquiler de un inmueble

El periodo de carencia en hipotecas y alquileres

Aunque muchos lo desconozcan, en un contrato de alquiler de un inmueble (vivienda o local) también es posible introducir periodos de carencia.

Aquí, la carencia consistiría en que el propietario dejara al arrendatario un tiempo determinado libre de renta, generalmente para efectuar algún tipo de acondicionamiento, obras, o realizar una mudanza.

Pongamos por caso que un usuario arrienda un local para abrir un negocio u oficina. Con frecuencia ocurre que el espacio alquilado no está acondicionado para acoger el tipo de actividad para el que se pretende utilizar, o bien que necesite obras o cambios para adaptarlo a otros gustos, requerimientos y necesidades. En tales casos, propietario y arrendatario pueden acordar un lapso de tiempo necesario para poder llevar a cabo tales trabajos, exento del pago de la renta.

Asimismo, cuando se alquila una vivienda, pueden darse situaciones en las que podría negociarse un periodo de carencia con el arrendador. Una de las razones para decidir introducir una carencia podría ser, igual que en el caso anterior, que el inmueble o vivienda precise de algún arreglo u obra. Otro motivo habitual para que el propietario decida conceder un tiempo antes de empezar a cobrar la renta es que el nuevo inquilino deba realizar una mudanza y tenga que seguir abonando la mensualidad correspondiente al alquiler del piso donde vivía hasta entonces.

Los términos y condiciones -económicas y de otro tipo- serán las que de mutuo acuerdo firmen las partes, y como acuerden entre ellas. Dichas condiciones (quién asumirá los costas de las obras en su caso, por ejemplo) se reflejarán mediante sendas cláusulas en el contrato, y se deberá indicar cuándo se efectuará el primer pago. (si el contrato entra en vigor el 1 de abril y se establecen dos meses de carencia, por ejemplo, el primer abono se realizaría el 1 de junio).

Hipotecas y Casas

BCP: Contrato de Hipoteca

Aqui los datos necesarios para un contrato de hipoteca, según requiere el Banco de Crédito del Perú.

Contrato de Hipoteca

¿Qué es un contrato de hipoteca?

Es el contrato por el cual se afecta un determinado inmueble a favor de una persona natural o jurídica con el objeto de asegurar o garantizar alguna obligación. Es necesario que el contrato de hipoteca se inscriba en Registros Públicos.

¿Para qué se utiliza?

Las hipotecas se constituyen para garantizar operaciones de préstamo o crédito, las cuales pueden ser con instituciones bancarios o con cualquier otra persona natural o jurídica.

¿Qué personas intervienen?

Intervienen:
> El propietario del inmueble, que generalmente es quien ha solicitado el crédito.
> El beneficiario de la garantía, que es quien ha otorgado el crédito.
> Un abogado que autorice la minuta. En la minuta debe indicarse el nombre del abogado y su número de Registro en el Colegio de Abogados.

¿Qué se debe incluir en un contrato de hipoteca?

1. Datos de los participantes:

> Datos del propietario del inmueble:
> Si es una persona natural: nombre, N° de DNI, dirección completa, estado civil, nacionalidad. Si es casado, los datos de su cónyuge.
> Si es una persona jurídica: denominación o razón social, N° de RUC, nombre del representante que firma la minuta, N° de DNI del representante y datos de inscripción del poder del representante en los Registros Públicos.

> Datos del beneficiario de la hipoteca
> Si es una persona natural: nombre, N° de DNI, dirección completa, estado civil, nacionalidad.
> Si es una persona jurídica: denominación o razón social, N° de RUC, nombre del representante que firma la minuta, N° de DNI del representante y datos de inscripción del poder del representante en los Registros Públicos.

2. Términos del contrato:

> Monto a garantizar.
> Operaciones que garantiza la hipoteca.
> Dirección del inmueble.
> N° de ficha del Registro de la Propiedad Inmueble donde se encuentra inscrito el inmueble.
> Valor del inmueble, indicando nombre del tasador y fecha de la tasación.

3. Condiciones generales:

> Declaración del vendedor de que el inmueble se encuentra libre de toda carga, gravamen, derecho real de garantía, medida judicial o extrajudicial.
> Indicar cuál de las partes incurrirá en los gastos de elevación a escritura pública y la posterior inscripción en Registros Públicos.
> Lugar y fecha de la firma del contrato.

Fuente:
ViaBCP

Hipotecas y Casas