LEED y la Construcción Eco Amigable

Actualmente, los temas ambientales son de gran importancia mundial, especialmente en lo que se refiere al uso de energías renovables como la fotovoltaica, la energía eólica, la energía geotérmica, la energía mareomotriz, la energía undimotriz, etc. Sin embargo, hay más que involucra a la nueva filosofía en la construcción moderna, la reducción de gases atmosféricos de efecto invernadero.

A pesar de que el funcionamiento adecuado del efecto invernadero mantiene a la población mundial exenta de congelarse, el incremento en los gases del efecto invernadero creados por el hombre (vapor de agua, dióxido de carbono, oxido nitroso y gas metano, por ejemplo) ha atrapado más energía dentro de la tierra, que puede causar un sobrecalentamiento mundial con sus consecuentes problemas para los humanos, plantas y animales. Debido a estos efectos, el clima y las temperaturas inevitablemente tienden a cambiar.

En los Estados Unidos, la arquitectura verde o construcción eco-amigable rápidamente se está introduciendo dentro de las prácticas de construcción. Muchos estados y gobiernos municipales, así como el gobierno federal, han jugado un papel importante para promover esta tendencia. Aproximadamente 50 programas de construcción de edificios verdes han sido iniciados por gobiernos estatales y municipales dentro de los Estados Unidos, incluyendo a ciudades como Nueva York, Chicago, Los Ángeles, Seattle, Portland y San Francisco. En Europa esta filosofía dio inicio a una nueva cultura en la arquitectura y la ingeniería civil.

Muchos inversionistas, propietarios de edificios, diseñadores, ingenieros civiles y contratistas alrededor del mundo están trabajando sobre las mejores prácticas en la Construcción Eco-amigable. Muchos países empezaron programas de Construcción Eco-amigable a principios de los 90’s, por ejemplo:

(1) BREEAM, el método de investigación y evaluación ambiental de construcción (Building research environmental assessment method) utilizado en Inglaterra, Nueva Zelanda, Australia, y Canadá;
(2) Sistema de etiquetado de producto (Product labeling system), denominado programa de ecoLabeling, utilizado en Alemania, Noruega, Suecia, Finlandia, Islandia y Dinamarca;
(3) el software de evaluación de arquitectura verde Gbtool fue desarrollado por el Reto de la Arquitectura Verde y utilizado en Austria, Canadá, Italia, y otros países;
(4) el Consejo mundial de arquitectura verde (World green building council, WGBC) utiliza el sistema de calificación Liderazgo en energía y diseño ambiental (Leadership in energy and environmental design, LEED) del Consejo de Arquitectura Verde de los Estados Unidos (U.S. green building council, USGBC) y en la actualidad tiene asociados de Australia, Canadá, India, Japón, México, Nueva Zelanda, Taiwán, Estados Unidos y los Emiratos Árabes Unidos. Existen también consejos emergentes de arquitectura verde que incluyen a países como Brasil, Chile, Grecia, Guatemala, Israel y el Reino Unido.

La definición de edificios “verdes”, eco-amigables o eficientes en el uso de recursos es: estructuras que son diseñadas, construidas, renovadas, operadas y demolidas con un mínimo de impacto sobre el medio ambiente. También muestran altos niveles de buen rendimiento económico y de ingeniería, así como ahorro de recursos financieros a través de su “vida útil”. En esencia, Construcción Eco-amigable se traduce en la reducción del uso de recursos, minimizar los impactos dañinos al medio ambiente y la creación de ambientes más saludables para la gente. La Construcción Eco-amigable puede incorporar tanto diseño pasivo, de baja tecnología, y activo, sistemas de alta tecnología (diseño de iluminación por luz natural y paneles fotovoltaicos).

En la industria de la calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC) y dado la naturaleza holística de la Construcción Eco-amigable en su diseño, aplicación y operación, trabajan en conjunto la arquitectura y la ingeniería civil para reducir la carga del edificio. Una vez que los elementos del edificio (elementos verticales columnas, horizontales vigas y coplanares techos, paredes y pisos) están definidos y la estrategia de iluminación se determina, la carga del edificio de los sistemas de HVAC puede ser calculada nuevamente.

Una vez realizado esto, el sistema HVAC puede ser seleccionado cuidadosamente para minimizar el uso total de la energía, proporcionar una mejor calidad ambiental de los interiores y un mejor confort para los usuarios de la edificación. Muchos estudios demuestran que la Construcción Eco-amigable no tiene un costo mayor de construcción. Esto proporciona un gran incentivo para construirlos.

HVAC juega un papel muy importante en la industria de la construcción. Las áreas más significativas son: la eficiencia energética de los equipos y sistemas (reducción de los costos de operación), seguido por la selección del refrigerante (reducción del calentamiento global e impacto en la capa de ozono), optimización de los controles (ahorro de energía), calidad del aire en los interiores (un lugar saludable para trabajar y vivir) y controles del ambiente de interiores (temperatura, humedad, velocidad del aire, mejora en la productividad).

¿Qué es LEED?

LEED es un sistema de calificación sencillo de entender y aplicar. Es un estándar reconocido para el diseño, construcción y operación de edificios de alto rendimiento desarrollado por el USGBC. Promueve un enfoque total de sustentabilidad en la construcción, considerando el desempeño en cinco áreas clave: el desarrollo sustentable del sitio de edificación, ahorro en agua, ahorro en energéticos, selección de materiales y calidad ambiental interna.

Existen cuatro niveles de certificación LEED. Los solicitantes deben reunir los requisitos iniciales y acumular puntos sobre varios elementos del diseño de sus construcciones para alcanzar los diversos niveles de certificación existentes. Obteniendo por lo menos 40% de los puntos posibles totales, un proyecto puede alcanzar varios niveles de certificación (certificado, plata, oro o platino).

LEED ha sido aplicado en diferentes áreas dentro de una construcción: (1) para nuevas edificaciones y remodelaciones mayores; (2) para edificios existentes; (3) para interiores comerciales; (4) para la parte interna y exteriores; (5) para el desarrollo de comunidades residenciales; y más recientemente (6) para hogares y para escuelas.

El USGBC, organización no-lucrativa con sede en Washington, D.C., ha diseñado muchos sistemas de calificación para acelerar el movimiento hacia la arquitectura verde. El primero de estos productos, el sistema de calificación LEED-NC (Liderazgo en diseño de energía y ambiente para nuevas construcciones y remodelaciones mayores) continúa avanzando para posicionarse como líder. Gracias al interés de los medios y a profesionales bien acreditados en los procesos LEED, mas propietarios, arquitectos, ingenieros y contratistas tanto del sector privado como público, han adoptado el sistema para edificios de los cuales son dueños, ocupan, operan, construyen, administran, y/o financian.

LEED es uno de los sistemas de evaluación más ampliamente utilizados y que ha recibido mayor impulso. No solamente se ha utilizado en más de los 600 edificios certificados en los 50 estados de la Unión Americana y en 12 países, sino que muchos miembros del Consejo Mundial de Arquitectura Verde lo utilizan como una guía para modificaciones de acuerdo a las prácticas de cada país para diseño, construcción y operación. La razón principal por la cual LEED tomó un papel preponderante en el sistema de calificación de arquitectura verde es que conceptualmente es fácil de entender y mantiene a todo el equipo focalizado sobre el objetivo final. El positivo retorno financiero de la arquitectura verde o Construcción Eco-amigable también ha impulsado al crecimiento acelerado del concepto.

La sustentabilidad es un tema de importancia mundial y el ambiente de la construcción tiene un impacto profundo en nuestro ambiente natural, economía, salud y productividad. Según datos en los Estados Unidos de Norteamérica, los edificios representan el 36% del uso energético y 65% del consumo de electricidad, 30% de las emisiones de gases del efecto invernadero, 30% del consumo de materia prima, 30% de los desperdicios (136 millones de toneladas al año) y 12% del consumo de agua potable. Los grandes avances en la ciencia de la construcción, de la tecnología y de las operaciones, están al alcance de los diseñadores, constructores y propietarios que desean construir de manera verde y maximizar el desempeño tanto económico como el ambiental.

¿Cuáles son los beneficios?
Beneficios ambientales: aumentar y proteger el ecosistema y la biodiversidad; mejorar la calidad del aire y agua; reducir el desperdicio sólido; y conservar los recursos naturales.

Beneficios económicos: reducir los gastos operativos, aumentar el valor de los activos y las utilidades, mejorar la productividad y satisfacción de los empleados; y optimizar el ciclo de vida del desempeño económico.

Beneficios para la salud y la comunidad: mejorar los ambientes de aire, térmicos y acústicos; aumentar el confort y salud de los ocupantes; minimizar la carga sobre la infraestructura local; y contribuir a la calidad de vida en general.

¿Qué pasa en Perú?
Perú Green Building Council (PGBC), informó que en el Perú, solamente en el 2009, se utilizaron 7.2 millones de toneladas métricas de cemento, lo cual supone una contaminación de 2.9 millones de toneladas de CO2. Pero el sector construcción no solamente es responsable de emisiones de CO2. A nivel nacional, los edificios son causantes del 36% del uso total de la energía, 65% del consumo de electricidad, 31% de las emisiones de gases de efecto invernadero, 30% del uso de materias primas, 30% de los residuos y 12% del uso de agua potable. Según CAPECO en el 2009 se construyeron cuatro millones de metros cuadrados y para el 2010 el sector construcción crecerá 5.3%. Para contrarrestar dichos efectos es necesario invertir en edificios verdes, es decir, fomentar la Construcción Eco-amigable.

Sin embargo, hay quienes sostienen que un edificio eco-amigable tiene costos extras que lo hace poco viable económicamente hablando, pero lo cierto es que no cuesta más, e incluso puede llegar a costar menos. “Lo que encarece la construcción sustentable es cuando después del pre-diseño se decide apostar por el camino ecológico, ya que eso produce costos adicionales al haber cambiado los objetivos”, explica el arquitecto Julio Carillo. Por otro lado, Héctor Miranda, coordinador ejecutivo de PGBC, sostiene que sí es rentable invertir en hacer verde un edificio. “Con una inversión de US$43.04 por m² en medidas sostenibles se generaría un beneficio acumulado de US$ 624.08 por m².

El Perú Green Building Council, recomienda los siguientes cinco criterios para que sean eco-amigables.


1. Usar el agua eficientemente. El uso inteligente del agua potable por medio de grifos e inodoros que consuman menos agua. Griferías ahorradoras cuestan US$ 110, sanitarios, US$ 200 y cabezas de ducha, US$ 50 por unidad. No hay diferencia entre los precios de productos no ahorradores. De acuerdo con los criterios de la United States Green Building Council, se podrá reducir el consumo del agua hasta en un 44%, ahorrando al año un total aproximado de 535,000 litros.

2. Construir fachadas reflectivas. Los edificios deberán tener fachadas reflectivas en lugar materiales absorbentes de calor, lo cual permite un 30% de ahorro en el uso de aire acondicionado. Las fachadas reflectivas cuestan alrededor de US$ 120m2. Por ejemplo, en una fachada de 10 pisos, 450m2, la inversión promedio sería de US$ 54,000. El costo es 25% más respecto de materiales convencionales; sin embargo, se compensa por el ahorro de energía y protección contra el asoleamiento en los interiores.

3. Ser eficientes en el uso de electricidad. La eficiencia en el uso de energía eléctrica por medio de sensores de presencia que regulan el encendido de luces y aparatos eléctricos, con un costo promedio de S/.650 por sensor. Utilizar sensores que modulan la intensidad de acuerdo con la luz natural que perciben, con un costo aproximado de S/.600 por unidad. Adicionalmente, los equipos de las oficinas deberán contar con equipos de enfriamiento con la certificación Energy Star, refrendación de producto eco-amigable. Estas medidas aseguran un ahorro de 130,000kWh al año que a S/.0.28 el kWh, según cifras de Luz del Sur, ofrece un ahorro de S/.36,400 al año.

4. Utilizar mobiliario verde. Incluir materiales hechos con componentes reciclados como con los muebles de oficinas. El costo de un puesto de trabajo ecológico varía entre US$ 2,000 y US$ 2,500.

5. Acondicionar interiores eco-amigables. La calidad del ambiente interior se obtiene gracias a una adecuada ventilación natural. Gracias a ellos la tienda SagaFallabela de Chile, en el 1T10 incrementó en un 20% su productividad. Con dicho fin se recomienda en los interiores el uso de pinturas eco-amigables que no emiten gases tóxicos. El costo aproximado es S/.50; es decir, 10% más que el tarro de pintura estándar. En una oficina de 200m2 se utilizan 25 galones, luego el costo aproximado de inversión es de S/.1,250.

A fines de junio de este año 2010, Roche Perú recibió la certificación en Liderazgo de Energía y Diseño Medioambiental, LEED Oro, por la implementación de las primeras oficinas Green en nuestro país, lo cual representa un aporte a la cultura de protección y respeto del medio ambiente en el Perú.

Este importante reconocimiento es otorgado por la United States Green Building Council a las organizaciones que construyen espacios (interiores, exteriores, etc.), responsables con el medio ambiente y cuyo diseño permite el uso eficiente de los recursos naturales.

En el caso de Roche, sus nuevas instalaciones, cinco pisos del edificio Alto Caral en San Isidro recibieron la certificación LEED Oro en la categoría Commercial Interiors (oficinas eco amigables). Para recibir esta certificación, se tomó en cuenta el cumplimiento de seis estándares como son: Eficiencia en el uso de la energía eléctrica y agua potable, calidad del ambiente interior (calidad de aire, confort térmico, iluminación, etc.), manejo de desperdicios y emisiones, así como impactos sobre el terreno y manejo del escurrimiento de aguas lluvias y erosión, operación de las edificaciones; y vida útil del edificio (durabilidad, adaptabilidad a los cambios de uso por parte del usuario.

Peter Braun – Gerente General / División Farmacéutica de Roche Perú – resaltó que la empresa que representa se encuentra comprometida a la búsqueda de prácticas innovadoras que generen un clima laboral adecuado y que permitan crear espacios respetuosos con el medio ambiente y cuyo diseño contribuya al ahorro de energía.

Por su parte, el Ministro del Ambiente Antonio Brack Egg, saludó la distinción obtenida por Roche, y exhortó a las empresas a que apuesten por ser socialmente responsables a través del cuidado del medio ambiente. “Los felicito por ser la primera empresa en el país en recibir está distinción y les agradezco en nombre del Estado por la contribución que están haciendo al país”, subrayó.

Los Green Building contribuyen a aumentar la productividad de las empresas, pues generan un entorno saludable y amigable para los trabajadores, y a su vez permiten una reducción de las emisiones de dióxido de carbono, conservación del agua, protección de los recursos naturales, reducción de los residuos, entre otros.

Ms. Carlos Vargas Cárdenas
Dra. Janett Mostacero Llerena
Julio 30 del 2010
Boletín de Gestión Empresarial

Hipotecas y Casas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>