Refinanciamiento de Hipotecas – Parte 1

Una refinanciación, es una de las tantas herramientas, que se pueden utilizar, para a conseguir un mejor trato pro su hipoteca actual. Una refinanciación, puede ser muy atractiva cuando las tasas de intereses en el mercado están a la baja, obteniendo pagos más bajos, y permitiéndole aprovechar la situación económica. Sin embargo, una refinanciación no es una panacea, aunque le ofrezcan pagos mensuales menores, también hay otro factores que se deben de tomar en cuenta.

Por ejemplo, tenga en cuenta el balance actual de su hipoteca, el balance actual es el monto que aun usted debe, y el cual será sujeto a la refinanciación. También tenga en cuenta el tiempo de su hipoteca actual, por que si a usted solo le faltan cinco años de pagos de veinte que originalmente contemplaba su hipoteca, un refinanciación solamente extenderá este tiempo.

Las condiciones en una hipoteca, también pueden ser afectadas por su historial de crédito, este es un factor, que usted puede controlar a largo plazo. Si usted inicio su hipoteca actual, con una puntaje de crédito bajo, pero su situación crediticia ha cambiado con el tiempo, usted podría obtener un mejor trato con su refinanciación, auque tenga en cuenta que esto también se aplica de la manera inversa, en el caso que su puntaje de crédito ha ido bajando a través de los años. Una refinanciación, es una herramienta efectiva, si usted sabe como utilizarla. Esta sirve como un alivio financiero, permitiéndole dar un respiro de alguna de sus deudas. Es por esto, que usted debe utilizar la oportunidad de refinanciar, de manera sabia.

Hay ciertos aspectos, que harán que una refinanciación sea o no oportuna para usted, una refinanciación, no es únicamente una decisión financiera. Usted necesitará de hacer ciertas proyecciones acerca de su situación personal, y de las decisiones que deberá tomar en el futuro. Por supuesto, el principal factor que debe considerar, es la permanencia que usted tendrá en su hogar, ya que un matrimonio, un divorcio, un hijo o incluso una oferta de trabajo, podrían afectar el tiempo que usted se queda en un lugar.

Usted podría terminar pagando a largo plazo, por un hogar que no esta utilizando. Sin embargo, si usted esta seguro, de que permanecerá en su hogar por los próximos diez años, entonces una refinanciación, puede ser una decisión razonable.

Todos sabemos, que el pagar por un hogar, debería ser parte de sus gastos mensuales, sin embargo una hipoteca, puede ser tratada de una forma diferente. Si bien para muchos una hipoteca esta muy ligada a su deuda, estos quieren liberarse de ella lo más pronto posible, en cambio otras personas reconocen, que una hipoteca, es un contrato de largo plazo, y que deben apegarse a las condiciones acordadas.

Una refinanciación, puede ayudarle a quitar un peso en sus cuentas mensuales, y al mismo tiempo le quita el enfoque de largo plazo a su pago.

Continua en la Parte 2

Hipotecas y Casas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>