Hipoteca Comercial – Parte 4

Continua de la Parte 3

7.7. Presentando su Plan de Negocios

Antes de que sea el momento de la entrevista, usted querrá ir sobre el plan de negocios con alguien que está lo suficientemente cerca a su negocio para saber si tiene suficiente información y si la información que tiene muestra metas realistas que el prestamista alentara.

Aun si usted trabajó con su contador para sacar lo que ustedes dos perciben ser metas realistas, esto definitivamente podría ser de mucho interés para usted sentarse con un tercer partido que no este participando en su plan de negocio y vea si ellos sienten que usted esta siendo realista. Esto puede ser un socio de negocios, un ex empleador, un amigo, o un prestamista que no este involucrado con la financiación de su aventura de negocio.

Lo que usted quiere hacer verdadero es que usted tiene todos los detalles de sus planes en el plan de negocios, y usted presenta esto en una forma que muestra el prestamista que tiene los conocimientos para saber lo que se necesita para hacer el negocio exitoso y están dispuestos a hacer todos los trabajos que esto requiere.

Es bastante fácil para cualquier persona sentarse y elaborar un plan para hacer un negocio exitoso. Sin embargo, se necesita una persona especial para sentarse con un prestamista y presentarle el plan de tal manera que el prestamista está convencido de que esta aventura va a tener suficiente éxito para que el dueño pague de regreso los fondos que el prestamista le está extendiendo a él para el proyecto.

Esto requiere suficiente experiencia de negocios en el área de la comunicación de los dos ustedes para entenderse el uno del otro y sus metas comunes. Después de todo, esta relación se iniciará aquí y continuara por muchos años cuando el negocio crezca y prospere.

8.8. Desarrollando una Relación con su Prestamista

Esta es una de las partes más importantes de financiar su negocio. Después de todo, el prestamista va a ser una parte de sus metas de negocio durante muchos años en el futuro, de modo que si usted desarrolla una buena relación en el principio, será más fácil en el futuro llamar a su oficial de préstamos cuando la necesidad para fondos adicionales sea inminente. Construir una relación con su prestamista no significa que usted tiene que reunirse con él para almorzar cada semana, cada mes, o aun del todo; lo que esto significa es que te das cuenta y desarrollas la necesidad para una bien desarrollada relación de negocios. Esto puede significar encontrarse ocasionalmente para almorzar con el fin de discutir los planes para el desarrollo futuro del negocio ya que a veces las ideas de negocios se comparten mejor en un ambiente informal.

El desarrollo de una relación con su prestamista también puede significar que usted asegure de que lo mantiene a el informado de cualquier cosa financiera mayor relativas a la compañía, ya sea positiva o negativa. Después de todo, el prestamista tiene un interés en su negocio, y como tal, el está interesado en cómo las finanzas se están desarrollando y si usted esta encontrando esto difícil para apegarse a las metas que usted presento en su plan de negocio. Además, usted debe recordar que su prestamista es primero un hombre de negocios, y como tal, el puede ser la mejor persona para asesorarte cómo hacer algunas de sus metas en realidades. Si usted está teniendo algunos problemas para satisfacer sus metas de ventas, por ejemplo, el puede tener algunas ideas para cosas que usted puede tratar para aumentar el potencial. Si el no sabe la respuesta, puede muy bien ponerle en contacto con alguien que le puede ayudar.

Recuerde que su prestamista invirtió en su negocio, por lo que él quiere ayudarle a alcanzar sus metas y está dispuesto a echar una mano en cualquier momento usted necesita ayuda.

9.9. Resumen

Una hipoteca comercial tiene los dos seminarios y las diferencias cuando se compara con una hipoteca residencial.

La mayor diferencia entre las dos radica en el hecho de que una hipoteca comercial financia a una aventura de negocio y tiende a comenzar en unos 500.000(quinientos mil dólares), mientras que en la mayoría de los casos, una hipoteca residencial está muy por debajo de los $ 500.000(quinientos mil dólares) y financia a las residencias primarias o residencias secundarias.

Una hipoteca comercial implica cualquier negocio que vende, fábrica, o productos de servicios para el público, tales como almacenes, fábricas, y cualquier tipo de organización de servicios incluidos fontaneros, electricistas, y otros tipos de negocios de servicios orientados.

Los prestamistas comerciales puede ser parte de un banco o de una compañía hipotecaria, pero aquellos quienes beneficiaran mejor su negocio son aquellos que se especializan en hipotecas comerciales y no los que hacen ambas cosas. Esto no significa que el prestamista sólo presta dinero para propósitos comerciales, pero que un prestamista, al menos, tiene una división dentro de la compañía que sólo se ocupa de las hipotecas comerciales a fin de que los dueños de negocios tengan a alguien que conozca el mercado y sus tendencias plenamente.

Esto no sólo ayuda al dueño del negocio a sentirse más cómodo con el prestamista de su elección, pero también le da a la confianza en la habilidad del prestamista de servir su hipoteca y las necesidades futuras. A diferencia de las hipotecas residenciales, las hipotecas comerciales están frecuentemente en varios estados de refinanciamiento debido a la expansión, entonces esto es importante para un cliente comercial de tener un oficial de préstamo que el pueda confiar y depender para asesorarse durante estos procesos financieros de toma de decisiones.

Hipotecas y Casas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>