El Sueño de la Casa Propia

El sueño americano de comprar vivienda propia es posible y viable gracias a que en Los Estados Unidos se cree en el valor de la propiedad privada como una de las bases del bienestar de la sociedad, de ahí la preocupación, el trabajo y el apoyo existente para que todos puedan acceder a un techo propio…

Cuando usted compra ropa, alimentos o medicinas seguramente se fija con cuidado en los beneficios o desventajas que le traerá comprar una u otra marca, en la calidad de los productos y en si usted se sentirá a gusto una vez pueda usarlos. Comprar una casa no es muy diferente, sólo que se trata de una gran inversión, tal vez la más grande que uno puede hacer en una sola transacción, por esa razón le animamos a que tenga en cuenta factores importantes que pueden facilitarle las cosas y evitarle problemas en el futuro.

El comprador debe tener claro por qué va a comprar una casa, cómo va a pagarla, cuáles son las responsabilidades que asumirá una vez sea propietario, cuáles son los pasos de la transacción y cuáles son los problemas que puede enfrentar. Si usted es un comprador precavido y sensato, podrá tener una vivienda que le brinde comodidad y que no será un motivo de preocupación mientras viva en ella o cuando desee venderla.

Ventajas y desventajas de invertir en bienes raíces

Una vez comience a contemplar la posibilidad de comprar casa propia, surgirán muchas preguntas: ¿Es el momento de comprar? ¿Sería mejor invertir mi dinero en algo diferente? ¿Mejorará mi vida al tener una casa de mi propiedad? ¿Puedo pagar el préstamo que necesito? ¿Es esto realmente lo que quiero? Usted puede consultar con profesionales que pueden ayudarle a resolver estas inquietudes de modo que pueda tomar una decisión acertada. Tenga en cuenta que un techo propio puede ofrecernos más ventajas que desventajas y que si se organiza y recibe la asesoría adecuada, una casa puede ser una excelente inversión. Un ejercicio tan simple como realizar una lista de las ventajas y las desventajas de invertir en bienes raíces nos dará una idea clara de lo conveniente que puede ser adquirir una casa.

Ventajas

• Los costos de pagar una hipoteca son generalmente menores que los pagos de alquiler y usted puede elegir el monto de los pagos.

• Con el tiempo crea capital sobre la propiedad y cuando paga el préstamo hipotecario la propiedad es completamente suya.

• Los bienes raíces son una inversión que tiende a ganar valor con el tiempo, mientras que un automóvil, por ejemplo, pierde su valor rápidamente.

• Una casa propia es un patrimonio que heredarán sus hijos y que además le servirá para respaldar solicitudes de préstamo con el objetivo de realizar otras inversiones o disponer de dinero en tiempos difíciles.

• Sensación de seguridad, realización personal y confianza en el futuro.

• Se crea un mayor sentido de pertenencia con el lugar donde vive.

• Además, usted puede hacer cosas como cultivar su propio jardín y decorar los espacios como guste.

Desventajas

• Pago de una hipoteca durante un periodo largo de tiempo, en caso de que no sea posible comprar de contado.

• Pago de impuestos sobre la propiedad o impuesto predial.

• Se incurre en otros gastos como seguros y mantenimiento de la propiedad.

Las ventajas de tener una casa propia son comúnmente más permanentes que las desventajas. Además, usted puede minimizar el efecto de las desventajas, por ejemplo, puede evitar asumir hipotecas con condiciones desfavorables e informarse sobre las exenciones de impuestos que existen en los Estados Unidos para los propietarios de vivienda. Un agente de bienes raíces con experiencia también puede ser de gran ayuda para lograr su objetivo, busque la ayuda de agentes con licencia o los miembros de la Asociación Nacional de Realtors® (NAR), que prestan sus servicios bajo un estricto código de ética, ellos pueden contarle qué puede hacer para que la compra de una vivienda no se convierta en una carga.

¿Cómo prepararse para tener casa propia?

Comience a organizarse para que el proceso de compra de su casa sea exitoso. Las siguientes recomendaciones le serán útiles para lograrlo:

1. Revise el estado de sus finanzas y pregúntese: ¿Cuánto puedo pagar por una casa? ¿Qué otros gastos tengo o pienso asumir? ¿Puedo comprar con mis ahorros o necesitaré un préstamo? ¿Dispongo de fuentes de ingresos permanentes? ¿Cuál es el estado de mi historial crediticio? ¿Conozco los procedimientos para comprar una casa? ¿Tengo dinero para pagar los gastos de la mudanza, entre otros? Ante todo sea sensato y no se mienta, en caso de ser necesario, busque asesoría especializada.

2. Al asumir una hipoteca: tenga en cuenta factores como el monto de los pagos mensuales que deberá hacer, el plazo en el que desea hacerlo, la tasa de interés que pagará, si la tasa de interés es fija o variable (ARM), los costos del cierre de la transacción y si debe hacer un pago inicial. En todos los estados existen programas gubernamentales y privados dirigidos a los consumidores de crédito hipotecario, busque los más reconocidos, compare las opciones que le ofrecen y evite aquellos prestamistas de dudosa reputación que prometen milagros y que seguramente quieren aprovecharse de su buena fe, de las dificultades que usted pueda tener para hablar o entender el idioma o de sus escasos conocimientos financieros y legales. Compre una casa cuya hipoteca le resulte relativamente fácil de pagar, es bueno pensar en comprar la casa de sus sueños, pero si los pagos exceden su capacidad financiera, seguramente la deuda no le permitirá dormir tranquilo(a).

3. Consulte los servicios de un agente de bienes raíces con licencia: Estos profesionales conocen el mercado y pueden orientarle para evitar engaños o realizar una mala inversión. Esto es muy recomendable sobre todo si va a comprar casa por primera vez. También puede asistir a los cursos y charlas de orientación para compradores que se imparten generalmente en forma gratuita en gran número de ciudades.

4. Conozca sus derechos como comprador de vivienda. Existe una gran variedad de leyes que lo protegen como comprador de vivienda, tales como la Ley de Procedimientos de Liquidación de Bienes Raíces (RESPA). Infórmese sobre sus derechos para que pueda pedirle al vendedor información precisa sobre la propiedad.

5. Defina el tipo de casa que busca: Pregúntese: 1) ¿De qué tamaño debe ser mi casa? Asegúrese de que el número de habitaciones y demás espacios sean apropiados para su familia. 2) ¿Qué debo tener en cuenta respecto a la ubicación? Averigüe si el vecindario es seguro, si hay trasporte público y tiendas cercanas o si está a una distancia cómoda para desplazarse a su lugar de trabajo o a la escuela de sus hijos.

Derechos de los propietarios de vivienda

• Los propietarios de vivienda tienen derecho a hacer lo que deseen con sus derechos sobre la propiedad, incluso después de su muerte; pueden decidir dejárselos a sus herederos o a quien ellos deseen.

• Un propietario tiene libertad absoluta para rentar su casa o alguna parte de ella a quien desee, teniendo en cuenta que no debe discriminar a un arrendatario por motivos racistas.

• También tienen derecho a inspeccionar con regularidad su propiedad para asegurarse de que ésta se usa y se conserva de manera adecuada.

• Un propietario puede vender su propiedad o utilizarla para cualquier propósito (siempre que no sea ilegal) e incluso restringir el uso de cualquier recurso natural disponible en su propiedad.

Responsabilidades de los propietarios de vivienda

• Aunque los derechos de los propietarios de una vivienda son exclusivos, no son absolutos. Todos los propietarios de vivienda deben cumplir con responsabilidades legales relacionadas con sus viviendas así como con sus vecinos, de modo que puedan disfrutar de sus casas y al mismo tiempo no preocuparse por involucrarse en algún conflicto legal respecto a sus derechos como propietarios.

• Un propietario debe ceñirse a las normas de zonificación que aplican a su propiedad. Si su casa está en una zona exclusivamente residencial, no podrá utilizar su casa con propósitos comerciales, a menos que se trate de una vivienda desde la que usted realiza una especie de trabajo independiente que no alterará el vecindario residencial.

• Usted puede renovar su casa como lo desee, pero debe ceñirse a los códigos de construcción que rigen los sistemas de plomería, eléctrico, entre otros.

• Usted puede usar su casa como lo desee sin molestar a sus vecinos al hacer demasiado ruido durante horas no razonables y sin convertirse en un obstáculo para que ellos también puedan disfrutar sus casas.

• El propietario de la vivienda debe cancelar el impuesto sobre la propiedad. Sin embargo, si su casa está hipotecada y paga intereses sobre la hipoteca, usted tiene derecho a algunos beneficios fiscales. Por ejemplo, una parte de los pagos de sus intereses hipotecarios son deducibles de los impuestos sobre la renta.

Impuesto sobre la propiedad

Los dueños de vivienda están obligados a pagar el impuesto sobre la propiedad. Este impuesto se calcula a partir del valor de la propiedad y debe pagarse cada año sin falta porque la evasión de este impuesto, con el tiempo, puede ser una razón para ejecutar un embargo. Como los precios del mercado de bienes raíces varía continuamente, el valor a pagar por impuestos cambia cada año. No obstante, si cumple con ciertos requisitos, las exenciones de impuestos pueden favorecerle.

Si usted es dueño de una casa y habita en ella, tiene la posibilidad de declarar su propiedad como “vivienda principal”, esto le permitirá disfrutar de los beneficios conocidos como Homestead exemption. Además, cuando usted está pagando la hipoteca de su primer o segundo hogar, del pago de los impuestos puede deducir los intereses del pago de la amortización del préstamo.

Además, si usted vende su residencia principal y es soltero, puede deducir de sus ingresos anuales hasta US$ 250.000 siempre y cuando haya residido en la propiedad por un periodo de 2 años en los últimos 5 años. Esto le representará una importante reducción en su pago de impuestos. Si es casado puede deducir US$ 250.000 más, caso en el que la deducción total sería de US$ 500.000 por año.

Si usted asumió un préstamo hipotecario y tiene una Cuenta de Depósito de Garantía, entonces el pago de los impuestos se hará por medio de los fondos de esa cuenta. En tal caso, debe cerciorarse de que la entidad crediticia esté realizando estos pagos a tiempo. Si se produce una penalidad por mora en el pago de sus impuestos por parte de su prestamista, éste está obligado a cancelar el valor de la sanción que se produzca.

No olvide pagar su impuesto como propietario

El gobierno norteamericano es muy exigente con el pago de impuestos. Manténgase al día con el impuesto sobre la propiedad y evitará sanciones que pueden costarle dinero y hasta sus derechos como propietario.
Hipotecas y Casas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>