El Origen de la Crisis Economica Global (II)

Un asunto Técnico

Bueno, resulta que existen las “Normas de Basilea”, (reuniones I y II) que exigen a los Bancos de todo el mundo que tengan un Capital mínimo en relación con sus Activos. Para tener una idea didáctica del asunto y simplificando mucho, el Balance del Banco de Illinois sería así:

Banco de Illinois
Balance

ACTIVO PASIVO
Dinero en caja Dinero que le han prestado otros bancos
Créditos concedidos Capital
Reservas

Las Normas de Basilea exigen que el Capital de ese Banco no sea inferior a un determinado porcentaje del Activo. Entonces, si el Banco está pidiendo dinero a otros Bancos y dando muchos créditos, el porcentaje de Capital sobre el Activo de ese Banco baja y simplemente no cumple con las mencionadas Normas de Basilea.

Bueno, tenían un impedimento legal y normativo, esto no puede pasar en Estados Unidos, de manera que… ¡Hay que inventar algo nuevo¡. Y eso nuevo se llama Titulización. Sí, de lo mucho que hemos hablado en estos últimos años, inclusive en nuestras clases de maestría. Pero, qué es la Titulización: el Banco de Illinois “empaqueta” las hipotecas (todo chinche con cabeza, sí las prime y subprime) en paquetes que se llaman MBS (Mortgage Backed Securities, es decir, obligaciones garantizadas por hipotecas. Para entenderse mejor, donde antes tenían 1,000 hipotecas “sueltas”, dentro de la Cuenta “Créditos concedidos”, ahora tienen 10 paquetes de 100 hipotecas cada uno, en los que hay de todo, bueno (prime) y malo (subprime), como en la viña del Señor.

Con toda lógica, el Banco de Illinois va presuroso y vende rápidamente esos 10 paquetes. ¿A dónde va el dinero que obtiene por esos paquetes?. Va al Activo, a la Cuenta de “Dinero en Caja”, que aumenta, disminuyendo por el mismo importe la Cuenta “Créditos concedidos”, con lo cual la relación o ratio Capital/Créditos concedidos mejora y el Balance del Banco cumple con las Normas de Basilea.

- Y colorín colorado…..,
- Un momentito. ¿Quién compra esos paquetes y además los compra rápidamente para que el Banco de Illnois “limpie” su Balance de forma inmediata?.
- ¡Buena pregunta!.

El Banco de Illinois crea unas entidades filiales, los CONDUITS…. ¿cómo?. Bueno, estas no son Sociedades, sino trusts o fondos, y por ello no tienen obligación de consolidar sus Balances con los del Banco matriz. Es decir, de repente aparecen en el mercado dos tipos de entidades: El Banco de Illinois, con la cara limpia; y el Chicago Trust Corporation (o el nombre que le quieras poner), con el siguiente Balance:

Chicago Trust Corporation
Balance

ACTIVO PASIVO
Los 10 paquetes de hipotecas Capital: lo que ha pagado por esos paquetes

Si cualquier persona que trabaja en el Banco de Creditex en Trujillex, desde el Presidente al Director de la Oficina supiera algo de esto, se buscaría rápidamente otro empleo. Mientras tanto, todos hablan en expansión de sus inversiones internacionales, de las que, ya te estás dando cuenta, no tienen ni la más mínima idea.

- Bueno, esa es la forma en que el dinero…
- otra pregunta: ¿Cómo se financian los conduits?. En otras palabras, ¿de dónde sacan estos caballeritos el dinero para comprar al Banco de Illinois los paquetes de hipotecas?.
- De varios sitios.

Mediante créditos de otros Bancos, es decir se hace un tanto cíclico el asunto y la bola de nieve sigue haciéndose más grande. Por ejemplo, la Caja de Ahorro y Crédito de Piurex, decide hacer “inversiones internacionales“… y entra en el cuento.

Otra fuente de financiamiento es contratando los servicios de Bancos de Inversión que pueden vender esos MBS a Fondos de Inversión, Sociedades de Capital de Riesgo, Aseguradoras, Financieras, Sociedades patrimoniales de una familia, etc. Es aquí donde, y a este nivel de las grandes ligas, las AFP’s peruvianas… sí, también entran en el cuento, si es que a esta altura ya no fueron.

Se imaginan el peligro y riesgo de los capitales colocados en bancos norteamericanos de parte de mi Banco de Creditex, la Caja de ahorro y crédito de Piurex, mi AFP y otras entidades financieras peruanas. Y no hablemos el Banco Central de Reserva, que él sí está en las grandes ligas. Esta es la forma cómo nos salpica la crisis en nuestras naciones latinoamericanas. No solamente nos salpica a nuestras naciones sino a nuestras familias, porque, animado por el Gerente de mi Banco de Creditex, puse todos mis ahorros en un Fondo de Inversión, por supuesto seguro porque mi banco “sabe invertir”.

Otro tema técnico

Lo que pasa es que, para ser “financieramente correctos”, los conduits o MBS tenían que ser bien calificados por las agencias de rating, que dan calificaciones en función de la solvencia. Estas calificaciones dicen: “a esta empresa, a este Estado, a esta organización se le puede prestar dinero sin riesgo”, o “tengan cuidado con estos otros porque se arriesga usted a que no le paguen”.

- Pero, ¿qué es “Rating”?
- RATING´: dícese a la calificación crediticia de una Compañía o una Institución, hecha por una agencia especializada.

Los niveles son: AAA, el máximo, AA, A, BBB, BB, Otros, pero son muy malos. En general: un Banco o Caja grande suele tener un rating de AA. Un Banco o Caja mediano, un rating de A

Las Agencias de rating otorgaban estas calificaciones o les daban otros nombres, más sofisticados, pero que, al final, dicen lo mismo. Los llamaban “Investment grade” a los MBS que representaban hipotecas prime, o sea, las de menos riesgo (serían las AAA, AA y A). “Mezzanine”, a las intermedias (las BBB y quizá las BB) y “Equity” a las malas de alto riesgo, o sea, a las subprime, que, en este tinglado, son las protagonistas.

Los Bancos de Inversión colocaban fácilmente las mejores (investment grade), a inversores conservadores, y a intereses bajos. Otros gestores de Fondos, Sociedades de Capital Riesgo, etc, más agresivos . Pretendían obtener, a toda costa, rentabilidades más altas, entre otras razones porque esos señores cobran el bonus de final de año en función de la rentabilidad obtenida. El asunto era, ¿cómo vender MBS de los malos a estos últimos gestores sin que se note flagrantemente que están incurriendo en riesgos excesivos?. Como que la cosa se iba complicando cada vez más y, por supuesto, los del Banco de Creditex de la ciudad de Trujillex siguen haciendo declaraciones en expansión felices y contentos, hablando de la buena marcha de la economía y de la Obra Social que están haciendo.

Bueno, nos quedamos en el asunto de la venta de los MBS. Algunos Bancos de Inversión lograron, de las Agencias de Rating una recalificación, es decir, un re-rating, palabra que no existe pero que nos servirá para comprender lo que sigue.

El re-rating es un invento para subir el rating de los MBS malos, que consiste en estructurarlos en tramos, a los que les llaman tranches, ordenando de mayor a menor la probabilidad de un impago, y con el compromiso de priorizar el pago a los menos malos. Es decir, yo compro un paquete de MBS, en el que me dicen que los tres primeros MBS son relativamente buenos, los tres segundos, muy regulares y los tres terceros, francamente malos (como ven el lenguaje y la sinceridad son importantes en este negocio). Esto quiere decir que he estructurado el paquete de MBS en tres tranches: el relativamente bueno, el muy regular y el muy malo.

Me comprometo a que si no paga nadie del tranche muy malo, o como dicen estos caballeritos, si en el tramo malo incurro en default, pero cobro algo del tranche muy regular y bastante del relativamente bueno, todo irá a pagar las hipotecas del tranche relativamente bueno, con lo que, automáticamente, este tranche podrá ser calificado de AAA.

Como para terminar de complicar este asunto, estos MBS ordenados en tranches fueron rebautizados como CDO, Collateralized Debt Obligations, Obligaciones de Deuda Colateralizada, es decir, los magos de las finanzas se convierten en magos de los términos exóticos (dígalo en inglés y cobre más). No contentos con lo anterior, los magos financieros crearon otro producto importante: los CDS, Credit Default Swaps. En este caso, el adquirente, es decir, el que compraba los CDO, asumía un riesgo de impago por los CDO que compraba, cobrando más intereses. O sea, compraba el CDO y decía: “si falla, pierdo el dinero. Si no falla, cobro más intereses.”

Y, continuando con los inventos, se creó otro instrumento, el Synthetic CDO, este es el título que daba una rentabilidad sorprendentemente elevada. Más aún, los que compraban los Synthetic CDO podían comprarlos mediante créditos bancarios muy baratos, no se olviden las tasas bajas y plazo largo. Esta compra las efectuaban sociedades de inversión, pero también personas naturales. El diferencial entre estos intereses muy baratos y los altos rendimientos del Synthetic hacía extraordinariamente rentable la operación de los magos de las finanzas, que lógicamente cobraban el bonus de fin de año.

A esta altura de la lectura, si sigues leyendo estas líneas, quiere decir que: o haz entendido toda la explicación, o estás más perdido que niño en procesión. Lo cierto es que no hay que olvidar que todo este tinglado se basa en dos cosas: que los ninjas pagarán sus hipotecas y que el mercado inmobiliario norteamericano seguirá subiendo.

Viene de la Parte I
Continua en la Parte III

Hipotecas y Casas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>