Mas de 4000 casas en España estan “blindadas” contra morosos

Más de 180 inmobiliarias de la Región de Murcia están acogidas a la Corte de Arbitraje que resuelve los conflictos con los inquilinos

En la Región de Murcia se han firmado más de 4000 contratos adheridos a la mediación de la Corte de Arbitraje, institución con el poder de resolver en un mes los posibles conflictos con los inquilinos evitando un proceso judicial.

Los propietarios que alquilan su vivienda suelen tener dudas sobre posibles impagos o daños que el inquilino puede ocasionar a su propiedad. Para tener un respaldo legal que asegure una solución ante inquilinos que no cumplan con lo pactado, los dueños pueden acudir a una de las 184 inmobiliarias homologadas en la Región. En estas oficinas les facilitan un documento llamado ‘Garantía de alquiler‘ que deben firmar, junto con el contrato tradicional, el dueño de la vivienda y el inquilino.

En caso de que el arrendatario incumpla alguna cláusula del contrato, el dueño obtendría una solución en tan sólo treinta días -desahucio, indemnización, etc.-.

En la región de Murcia se alquila un elevado número de viviendas, ya que hay mucha demanda de inmuebles en la zona costera, por el verano.

La ‘Garantía de alquiler’ es una medida diseñada por la Corte de Arbitraje Económico de Derecho y Equidad, una institución independiente de ámbito nacional. Esta entidad se encarga de “resolver los conflictos entre propietarios e inquilinos con el fin de incentivar el alquiler, agilizar los trámites judiciales y ahorrar los costes en abogados y procuradores”, según explicó Mario Navarro-Rubio, secretario general de la Corte de Arbitraje. El Plan de Alquiler Garantizado (PNAG) es un sistema que surgió en el 2004 con el diseño del documento de ‘Garantía de alquiler’.

Este procedimiento ha reducido a treinta días el trámite de resolución de conflictos, que antes se extendía a tres meses.

Los profesionales se encargan de solicitar este documento a la Corte de Arbitraje, que lo facilita tras el pago de 52 euros. La ‘Garantía de alquiler’ es, además, una medida disuasoria de los inquilinos que no pretenden cumplir el contrato. Cuando son reacios a firmar el documento de garantía, suele ser porque “no tienen buenas intenciones”, según explican fuentes de inmobiliarias.

El secretario general añade que “el nuevo sistema ha reforzado la confianza de los propietarios, ya que la medida incrementa la salida al mercado de viviendas de alquiler. El plan supone una ayuda al sector inmobiliario para superar la crisis que atraviesa debido al estancamiento de las ventas”.

Fuente

Hipotecas y Casas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>